ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Noviembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30


No existe ninguna prueba para el día seleccionado

F1
 

Valtteri Bottas, el tapado que pretende asaltar el mundial

El finlandés dio un golpe sobre la mesa en Austria y es el candidato perfecto para aprovechar la “guerra” entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel

11/07/2017 | Diego Cano | Fotos: Press | Leído: 457

Me llamarán loco por decir esto, pero tras el GP de Austria lo único que se me pasa por la cabeza es comparar el devenir de la temporada actual con la de 2007. Son muchas las similitudes que aparecen entre aquella temporada y la actual, pero con otras circunstancias.

 

Aquel mundial parecía destinado a decidirse entre las dos perlas de McLaren. El vigente campeón del mundo Fernando Alonso y el prometedor debutante Lewis Hamilton. Pero con todas las tensiones y nervios internos existentes en el equipo todo acabó precipitándose. Y como todo el mundo sabe la gloria acabó en manos rojas, en el poder de los que supieron aprovecharse y fueron más listos. Por aquel entonces el campeón fue, curiosamente, un finlandés: Kimi Räikkönen.

 

Ahora vivimos en una realidad parecida. Desde principio de temporada se ha hablado, cada vez con más fuerza, de un mundial de dos. Un campeonato peleado por Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, por dos escuderías distintas; algo que en esta época parecía un sueño. A todo el mundo le agradaba la idea de que estos dos personajes se disputaran el título, su afán por el entretenimiento y el espectáculo en este deporte siempre ha sido un atractivo para los fans de verdad.

 

Sin embargo, la intromisión del mismo protagonista que en el 2007 ha provocado que el guión cambie. Lo que casi nadie y muchos al mismo tiempo esperaban ha aparecido. Llámenlo tensión, polémica o incluso pique; pero la realidad es que el panorama ha pasado a ser algo más inflamable que antes. Y todo por una acción que ha dividido a ambos pilotos y los fans. Un gesto en el que no haré hincapié, puesto que en mi opinión la FIA lo sancionó de forma justa en su debido tiempo y no merece mayor repercusión.

 

Me atrevo a afirmar algo sin apenas miedo a equivocarme y es que el incidente entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel en Bakú influirá tanto en su relación como en la lucha por el campeonato. Por mucho que ellos quieran vender cordialidad y respeto al público (hecho que respeto dado la difusión y trascendencia que tiene un deporte como la Fórmula 1), soy más de los que piensan como Christian Horner. El jefe de equipo de Red Bull, alguien que conoce bastante a Sebastian Vettel, no se cortó al decir que: En estos momentos se odian el uno al otro porque ambos se interponen en sus caminos a ser campeón. No lo concibo como odio en sí, pero si apuesto a que existe una rivalidad que hierve actualmente entre el inglés y el alemán y que se ha acentuado tras su breve encontronazo en pista.

 


Y si posas la mano sobre el agua que hierve es probable que te quemes
. A raíz de esto surgió el Kimi Räikkönen victorioso hace 10 años. Y por la misma razón, este podría ser el año del estallido de Valtteri Bottas. Es cierto que a diferencia de Kimi Räikkönen en aquel año, nadie ha apostado desde el inicio por el finlandés en esta temporada. Todos hemos concebido su llegada a última hora a Mercedes y con un contrato de tan solo un año como un trámite que sirva a Lewis Hamilton de ayuda para alcanzar su cuarta corona.

 

Sin embargo, Valtteri Bottas ha hablado y lo ha hecho donde los grandes deben hacerlo: en la pista. Solamente cuenta con dos victorias por las tres que llevan los líderes, pero cuenta con el panorama perfecto para aprovechar la situación. Con los líderes centrados el uno en el otro, Valtteri Bottas tiene la oportunidad de aprovechar su talento (que no le falta) para intentar batir la superioridad de sus dos rivales. Máquina no le falta y apoyo de su equipo tampoco, siempre y cuando tenga opciones claras de pelear por el título y no de entorpecer los planes de las “balas plateadas”.

 

El finlandés se ha desquitado. Su victoria en Austria ha sido prueba de ello. Ha pasado de no existir a ser el centro de atención. Atizado por muchos debido a su salida “perfecta” y alabado por otra enorme cantidad de aficionados, los mismos que le premiaron en el Red Bull Ring con el galardón de Piloto del Día. Peleó de tú a tú con Sebastian Vettel. Salió mejor que el alemán, creo y administró una diferencia y supo defenderse a la perfección cuando peor estaban las cosas. De hecho, curiosamente sus dos victorias han sido similares, ya que en ambas entró en meta aventajando al de Ferrari en apenas seis décimas.

 

Nos queda por ver si realmente es capaz de enfrentar y vencer al promotor del “HAMmertime”, Lewis Hamilton. De momento siempre hemos visto a un Valtteri Bottas sometido por el inglés en condiciones equitativas para los dos, por lo que el finlandés sigue teniendo que demostrar más.

 

Por ahora las cosas parecen seguir igual. Sebastian Vettel sigue apañándoselas para sacar beneficio de cualquiera de sus resultados. Pocos se pueden permitir el no ganar o incluso poder acabar cuarto y seguir aumentando su ventaja plácidamente. El alemán está en un estado de forma muy competente y tiene a Lewis Hamilton y Mercedes contra las cuerdas.

 

Aún así, sobre el papel las cosas sí que han sufrido algún cambio remarcable. Hasta justamente después del GP de Mónaco, Sebastian Vettel lideraba el campeonato con 129 puntos y una ventaja cómoda de 25 frente a un Lewis Hamilton que venía de completar un fin de semana para olvidar en las calles de Mónaco. La cosa no pintaba precisamente mejor para Valtteri Bottas. El finlandés acumulaba una modesta pero decente cantidad de 75 puntos, la cual no es mala, pero le colocaba a 54 puntos del liderato y a 29 de su compañero de equipo.

 


Pero desde Canadá y, en especial, Bakú; hemos vivido un mundial distinto. Justo ahí se dio el punto de inflexión. Sebastian Vettel logró un cuarto puesto con remontada incluida en Montreal y el mismo resultado en Bakú tras la sanción por el incidente del que todos hablan. Mientras que en Austria logró una decente segunda posición, suponiéndole una cosecha total de 42 puntos que le mantienen en la primera posición. Lewis Hamilton por su parte ha probado la gloria y el polvo. De su victoria en Canadá batiendo el récord de poles de Ayrton Senna, pasó a un mísero quinto puesto en Bakú tras ceder una victoria hecha por culpa de un reposacabezas que no quería permanecer en su sitio. Y cerrando esta trilogía con otra remontada en Austria, pero que tan solo le permitió ser cuarto y acumular 47 puntos (cinco más que Sebastian Vettel).

 

Ante estos resultados el más listo y el que mayor beneficio sacó fue Valtteri Bottas. El finlandés logró un modesto segundo puesto en Canadá y otro en Bakú, con la diferencia de que en este último tuvo que remontar desde la última plaza y estando una vuelta por debajo del resto. Y teniendo en cuenta además que no paró hasta la línea de meta, lugar donde le arrebató “in extremis” esa posición a un increíble Lance Stroll. Y en Austria todos vimos lo que pasó. Salida, gestión y aguante de campeón para embolsarse 25 puntos más. En total, el de Mercedes, sin ser en todas las carreras el más rápido, ha logrado 61 puntos (el que más).

 

Pero en este mundo de las carreras ya ha quedado demostrado que no siempre gana el más rápido. Ya lo vivimos el año pasado cuando Nico Rosberg se abrazó a la suerte y la épica para vencer a Lewis Hamilton tras pasar dos años persiguiendo su sombra. Podríamos estar ante algo parecido, podríamos estar reviviendo un 2007 en el que cambian los colores y los personajes.

 

En una competición siempre están los destacados y el tapado. Este año ese rol parece ocuparlo Valtteri Bottas, y más tras sus últimas declaraciones:

 

Desde que entré a Mercedes no he tenido otro objetivo que el de ser campeón del mundo. No quiero mencionarlo aún, aún es excesivamente pronto. Pero en este equipo estoy creciendo muchísimo cada carrera y mejorando por momentos. Queda mucho aún y estoy seguro de que estaremos en la lucha por el título”, comentó el finlandés.

 

A Valtteri Bottas no le falta razón. En Silverstone, territorio Hamilton, alcanzaremos el ecuador del campeonato. Quedarán aún 10 carreras por disputarse y quién sabe cuántas sorpresas e imprevistos por descubrir. La situación está llamando a Valtteri Bottas y el público no hará ascos a un tercer invitado en la pelea por el mundial.

 

¿Podrá el finlandés repetir la hazaña de su compatriota Kimi Räikkönen de conseguir un mundial sin ser la primera opción ni la segunda en las quinielas? 



Otras noticias

DECLARACIONES
 
DECLARACIONES

Hamilton: "Cada año le pasa a alguien en el paddock y sigue pasando"

DECLARACIONES
 
DECLARACIONES

Ricciardo: "Tal y como estamos ahora creo que seríamos competitivos el año que viene"

ÚLTIMA HORA
 
ÚLTIMA HORA

La F1 se plantea aplicar un nuevo formato de parrilla de salida

DECLARACIONES
 
DECLARACIONES

Wolff valora la actuación de Hamilton en Interlagos: "Asombrosa"

DECLARACIONES
 
DECLARACIONES

Ricciardo: "El nuevo contrato de Max no cambia nada y mientras no sienta una desventaja, todo está bien"

DECLARACIONES
 
DECLARACIONES

Hartley: "Es realmente increíble ser confirmado como piloto de Fórmula 1"


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir