ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Enero
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
F3/F4

La F4 española: del ostracismo al estrellato en un lustro

Un breve repaso de cómo ha cambiado el campeonato base de monoplazas en nuestro país

22/11/2020 | Bernabé Ramírez | Fotos: Racing Camera/Circuito Navarra/Dutch Photo Agency | Leído: 481

Hubo un tiempo en el que la F4 española era tal porque lo decía su nombre. Ni tenía pilotos, ni equipos ni siquiera organizador nacional pero en apenas tres años ha pasado de rozar la desaparición a ser uno de los campeonatos de iniciación en monoplazas con más nivel y pilotos de Europa, por encima de la F4 británica o alemana, hasta hace poco los campeonatos más prestigiosos.

Pero pongamos un poco de contexto a por qué afirmo esto. En 2014 Carlos Gracia, por aquel entonces presidente de la RFEdA, y Fórmula 4 Ibérica anunciaron agolpe de bombo y platillo la creación del Campeonato de España de F4 de cara a la temporada 2015. Un campeonato que tendría como sede el Circuito de Navarra y contaría con 26 monoplazas gestionados por Fórmula 4 Ibérica y con una fórmula muy parecida a la francesa.

Sin embargo, todo se torció a mediados de febrero de 2015, cuando el circuito de Navarra comunicó la cancelación por “el cambio de rumbo realizado a última hora por la parte inversora en el modelo del campeonato y el incumplimiento del compromiso financiero que lo hace inviable”. El poco tiempo obligó a la RFEdA a aplazar el campeonato para 2015 y buscar un nuevo promotor. El organizador llegó a finales de 2015 y llamado Koiranen, que había gestionando bastante bien la F4 del Norte de Europa y prometía hacer lo propio en tierras españolas en 2016 con premios económicos y test en Fórmula 3 para los tres primeros.

Koiranen prometió un oro y un moro que nunca llegaron y se apañó un campeonato que de español tenía el nombre, a Drivex y Xavi Lloveras, que ese año compitió con MP Motorsport en al F4 del Norte de Europa. El campeonato olió algo raro desde lejos por el intento casi desesperado de rellenar la parrilla con una rista de pilotos procedentes del campeonato del norte de Europa, por la inesperada ausencia de Ukyfu Racing, Lluc Ibáñez o Arturo Melgar (que anunciaron sus programas previamente), los diez inscritos en la cita inaugural en Navarra o por la nula presencia de español en redes sociales.

A modo anecdótico, recuerdo de leer en la web alguna referencia al tango, un baile, como todos sabemos, típicamente español, a la altura del vals o el Ceilidh escocés, pero que retrataba el nivel de los promotores en nuestro campeonato y en nuestra cultura. También me llamó la atención la falta del nombre de la F4 española en los camiones de los equipos o en los stands de promoción de Koiranen.


salida_f4_espanola_navarra_2016

El campeonato fue prácticamente imposible de seguir, al menos si no estabas en el circuito ya que las crónicas o resultados en la web del campeonato brillaban por su ausencia. A título personal, recuerdo que acabé esa temporada algo quemado y con una impotencia que me replanteara si había que seguir apostando por el campeonato, básicamente por lo costoso a nivel económico y personal para cubrirlo.

2017 prometió ser algo mejor, al menos eso es lo que percibía desde fuera y las dos primeras carreras las pudimos seguir en directo ya que el campeonato coincidió con la extinta Fórmula V8 3.5 en Motorland. Además, FA Racing entró como equipo y pilotos como Marta García, Javier Cobián o Guillem Pujeu españolizaron un poco el campeonato (a pesar de que el número de finlandeses llegó a ser igual).

Sin embargo,  las cosas no cambiaron y fue una versión 2.0 de la F4 del Norte de Europa. La comunicación del campeonato fue nefasta. Aun peor que la de 2016 y se nos puso muy complicado seguir el campeonato. De nuevo, estar en el circuito era la mejor opción, aunque para las dos últimas rondas en Nogaro y Estoril fue imposible acudir ahí y las seguí por las páginas de cronometraje. Otra anécdota fue hacer las clasificaciones a mano en base a los resultados de las carreras ya que en la web solo se actualizaron hasta la segunda fecha.

Todo cambió en 2018. Korianen dio echó el cierre como promotor, dejándolo a la suerte de la RFEdA. Recuerdo que pensé “se acabó, adiós a la F4 española”. La temporada iba a empezar y el certamen estaba sin director de orquesta y veía el futuro muy negro. Qué equivocado estaba. La RFEdA apostó porque los equipos organizaran el campeonato y el campeonato salió adelante como pudo. Al final una gestión de los equipos para los equipos es la mejor idea porque se hace un campeonato de acuerdo a ellos, a sus necesidades, mejor gestión y eficiencia de los recursos. Las consecuencias son también una mayor involucración de los equipos y el fortalecimiento del campeonato, que en apenas tres años se ha convertido en una de las referencias de Europa.

En lo deportivo, el gran final de temporada en Navarra con tres pilotos jugándose el título (con Lloveras y un debutante Franco Colapinto codeándose entre los primeros) dejó un gran sabor de cara a 2019. Creo que ese día la web de cronometraje del circuito de Navarra echó fuego. La única que pena fue que el título no se lo llevarán ni Pujeu ni Javier González, sino Amaury Coordel. La clave fue la regularidad del belga mientras que el catalán y el mexicano mostraron con creces su rapidez y talento a lo largo de la temporada, pero cometieron más errores.

Ese año fue el boom del campeonato. Los equipos siguieron organizando y marcando la hoja de ruta del campeonato y enmarcados dentro del marco del Racing Weekend, que emitió todas las carreras en LaLiga Sports TV. Además, el campeonato contó con la incorporación de equipos como Global Racing Services, Xcel Motorsport o la llegada de chicas que animaron el campeonato y nos ofrecieron una temporada 2019 increíble en mi criterio. La única pena fue la baja de Shihab Al Habsi tras cuatro rondas, que nos impidió ver otra lucha a tres entre el omaní, Colapinto y Kilian Meyer.


f4-espanola_carrera_1_valencia

En lo deportivo, me quedé con el salto de pupilos procedentes del karting como Carles Martínez, Belén García, Nerea Martí o el propio Meyer que espero que hayan sentado el procedente de la tónica que tendría que seguir el campeonato: tener a pilotos españoles procedentes del Campeonato de España de Karting, formarlos y prepararlos para dar el salto a Fórmula 3 o Fórmula Renault en el futuro.

Al final no tenemos que olvidar que los campeonatos de F4 nacionales sirven para llevar a pilotos de ese país a la Fórmula 1 (por ejemplo: Lando Norris, Pierre Gasly o George Russell) o para campeonatos de GT o turismos como lo son Guillem Pujeu, Rafa Villanueva o Xavi Lloveras. Cuantos más pilotos haya, más probabilidades de encontrar un potencial talento incrementan.

Este 2020 hemos gozado de nuevo con cinco españoles en el campeonato con la sorpresa de Mari Boya, que ha sido subcampeón y ha cuajado un gran año de debut. Otro que me ha sorprendido gratamente ha sido Enric Bordás, que ha ido de menos a más toda la temporada y ha sido uno de los grandes animadores con sus remontadas en carrera.

Lorenzo Fluxà se ha destacado como un piloto regular, estando casi siempre tras los MP Motorsport y acabando en 15 de las 21 carreras. Carles Martínez mostró un gran ritmo de carrera y regularidad, pero su primera mitad de temporada opino que lo lastró en exceso, mientras que Javier Sagrera no pudo acabar el año a pesar de ser un asiduo entre los diez primeros en la primera parte de la temporada.

Otro punto por el que quiero destacar esta temporada es por la llegada de pilotos latinoamericanos y portugueses. Creo que el campeonato tiene que mostrarse como una buena plataforma para desarrollar los futuros talentos del otro lado del Atlántico y que no tengan que ir a otros países de Europa, como fue el caso de Marcos Siebert, Ian Rodríguez, Giorgio Carrara o los hermanos Farmularo. Respecto a los portugueses, hasta la fecha solo hemos tenido tres, que han sido Guilherme Oliveira, Frederico Peters y Manuel Espiritu Santo, todos con Drivex.

En mi opinión, 2021 será el año de explosión definitivo del campeonato. La llegada de Teo Martín Motorsport, M2 Competition y Campos Racing es un síntoma de la buena salud de la F4 española. Los equipos grandes quieren estar con los mejores y demostrar por qué son los mejores y estos tres equipos se han decantado por el certamen español por ese mismo motivo.

La guinda del pastel la pondrán si los equipos se decantan por pilotos españoles, aunque eso depende más de la cartera de los pilotos que de los propios equipos. Ojalá 2021 sea tan bueno como 2020, al menos deportivamente.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP